Tag Archive: Tom Wolfe


Elegidos para la gloria

Imagen (162)Lo que hay que tener (Elegidos para la gloria)
Tom Wolfe
Anagrama, 1981, 352 pp.

Tom Wolfe es uno de los grandes cronistas que ha tenido el periodismo. Sus investigaciones han dado para construir grandes historias, como en este caso la preparación de los pilotos que fueron seleccionados para participar en el programa que dio inicio a la carrera espacial en Estados Unidos, el programa Mercury.
Sosteniendo entrevistas con los astronautas, los protagonistas de la historia, se va construyendo un relato que puede ser tomado como una novela pero construido con todos los datos de una crónica. De esta manera Wolfe nos guía por los pormenores de la carrera espacial, las decisiones políticas que motivaron el proyecto, pero va más allá pues nos muestra cómo se vivió todo desde adentro, desde la vida de los astronautas y sus familias, la forma en la que vivieron las diferentes etapas de su entrenamiento y cómo sus temperamentos y formas de pensar van cambiando.
Estos cambios también se van mostrando en la forma de pensar de la sociedad estadounidense, que a pesar de ver cómo su programa espacial va de fracaso en fracaso frente a los éxitos del soviético, no se deja caer alimentado por la gran maniobra publicitaria que tuvo.
Este libro de Wolfe pone a pensar en la manera en que los gobiernos manipulan la agenda diaria de sus países, imponiendo temas para que sus ciudadanos hablen y mantengan en alto a pesar de los resultados hasta que esos temas se agoten para luego entrar con su juego de imposiciones con otra temática para seguir con sus teorías distractivas frente a hechos más importantes.

Periodismo literario

Los periodistas literarios o el arte del reportaje personal
Selección y prólogo de Norman Sims
Aguilar, 464 pp.
2009

Esta es la reedición en español del libro publicado por El Áncora Editores en 1996. Aquí encontramos a 13 periodistas norteamericanos, ejemplos clásicos en muchas facultades de comunicación social, del denominado “periodismo literario”, género que combina la investigación, el relato a nivel de crónica y el plano personal del autor, pero particularmente son relatos de personas comunes y corrientes, nada de figuras de la política, la farándula o el deporte. Toda esta mezcla ofrece un espacio cotidiano que se mueve entre la realidad y la ficción.
Norman Sims ha recopilado estos escritos, que abarcan diversos tipos de experiencias, algunas de ellas fuera de Estados Unidos, mostrando una faceta que, lamentablemente, está perdiendo espacio en los medios de comunicación actuales. Claro que eran otras épocas, donde la inmediatez no era tan solicitada, y los lectores disponían del tiempo necesario para deleitarse con esos mundos en las páginas de los diarios o de las revistas. El factor económico, la pauta publicitaria, mandan la parada también los medios y por eso el espacio para este tipo de reportajes ha ido disminuyendo, aunque hay muchas publicaciones que todavía pueden darse el lujo de ofrecer estas lecturas.
Volviendo al libro, aquí tenemos no solo una lección de periodismo sino también de historia, pues hay que anotar que muchos de estos textos fueron escritos antes de 1990. De todas maneras, al leerlos es imposible evitar adentrarse en la historia y perseguir cada palabra hasta llegar al final de las páginas, como la que nos relata Tom Wolfe en “Los ángeles”, capítulo de un libro suyo en el que cuenta la preparación de los astronautas norteamericanos rumbo a la carrera espacial. Quedan las ganas de salir corriendo a buscar el libro completo. Así mismo sucede con Joan Didion y su texto sobre la guerra en El Salvador.
Estas páginas nos recuerdan, una vez más, que Estados Unidos es el país con mayor desarrollo del “periodismo literario”, gracias a los trabajos de grandes autores como Truman Capote, Gay Talase, Norman Mailer y Tom Wolfe, entre otros.