Tag Archive: Anagrama


Elegidos para la gloria

Imagen (162)Lo que hay que tener (Elegidos para la gloria)
Tom Wolfe
Anagrama, 1981, 352 pp.

Tom Wolfe es uno de los grandes cronistas que ha tenido el periodismo. Sus investigaciones han dado para construir grandes historias, como en este caso la preparación de los pilotos que fueron seleccionados para participar en el programa que dio inicio a la carrera espacial en Estados Unidos, el programa Mercury.
Sosteniendo entrevistas con los astronautas, los protagonistas de la historia, se va construyendo un relato que puede ser tomado como una novela pero construido con todos los datos de una crónica. De esta manera Wolfe nos guía por los pormenores de la carrera espacial, las decisiones políticas que motivaron el proyecto, pero va más allá pues nos muestra cómo se vivió todo desde adentro, desde la vida de los astronautas y sus familias, la forma en la que vivieron las diferentes etapas de su entrenamiento y cómo sus temperamentos y formas de pensar van cambiando.
Estos cambios también se van mostrando en la forma de pensar de la sociedad estadounidense, que a pesar de ver cómo su programa espacial va de fracaso en fracaso frente a los éxitos del soviético, no se deja caer alimentado por la gran maniobra publicitaria que tuvo.
Este libro de Wolfe pone a pensar en la manera en que los gobiernos manipulan la agenda diaria de sus países, imponiendo temas para que sus ciudadanos hablen y mantengan en alto a pesar de los resultados hasta que esos temas se agoten para luego entrar con su juego de imposiciones con otra temática para seguir con sus teorías distractivas frente a hechos más importantes.

31 canciones
Nick Hornby
Anagrama, 2004, 155 pp.
Este es mi primer acercamiento a Hornby. Sí, se deben estar preguntando “¿Cómo así? ¿No ha leído “Alta fidelidad”? Pues no la he leído, pero es que yo suelo llegar tarde a esas cosas que de un momento a otro se vuelven de culto. Me gustó la forma de escribir de Hornby: muy fresca, natural, con mucho humor, en un estilo que no parece pensado, dando la sensación de que fue lo primero que le vino a la cabeza, captando como una fotografía el momento justo.
En este libro Hornby realiza una serie de miniensayos acerca de 31 canciones que van desde Bruce Springstenn, Patti Smith y Santana, llegando a territorios de Aimme Mann y Nelly Furtado. Estos textos representan momentos particulares que Hornby vivió con estas canciones o su relación con otro tipo de acontecimientos, pero todos unidos a la música, la literatura o la vida diaria, que generalmente involucra las dos artes anteriores dentro de lo que hace el autor.
Debo reconocer que no he escuchado la mayoría de las 31 canciones que Hornby describe. Vale la pena aprovechar la relación de discografía que el escritor hace al final del libro y buscarla para darles una escucha y comparar las sensaciones. Es posible que una nueva versión de “31 canciones” sea escrita por un autor diferente.