Contrarreloj
Eugenio Fuentes
Tusquets Editores, 2009, 324 pp.

Estamos en pleno Tour de Francia y acabo de leer esta novela, enmarcada en este gran espectáculo del ciclismo. El líder y gran favorito para ganar por cuarta vez consecutiva la carrera, Tobías Gros, es asesinado en la cuarta etapa. Uno de los principales sospechosos es su excompañero de equipo Santi Mieses, quien estuvo en la habitación de Gros minutos antes de que encontrarán el cadáver de éste. El director del equipo de Mieses contrata al detective Ricardo Cupido, fanático del ciclismo quien está como espectador del Tour, para que se encargue de la investigación de forma paralela a la que realizará la policía francesa.
Cupido asiste a Francia para presenciar el ascenso al mítico alto del Tourmalet y al día siguiente subirlo en su bicicleta. Luego de esta actividad, se sumerge en un mundo lleno de recelo, con amigos y enemigos dentro y fuera de la carretera, con el temido dopaje a bordo y la forma de esconderlo, y hasta amores y celos.
“Contrarreloj” tiene una narración ágil y entretenida, como una carrera ciclista. Ofrece un panorama de la forma en que internamente se mueven los equipos y sus diferentes tácticas en carretera. Emplea muchos términos del argot ciclista, lo que muestra que Fuentes –el autor– es conocedor y amante del ciclismo o hizo una gran investigación al respecto para escribir esta interesante novela, la quinta protagonizada por el detective Cupido.
En total son 21 capítulos, como etapas tiene el Tour de Francia, comenzando en Barcelona y finalizando en los Campos Elíseos de París, llenos de todo el vértigo de la carava ciclista pasando rauda por las carreteras, deleitando a quienes anualmente asistimos al principal evento que tiene el ciclismo mundial.
Al final del libro se encuentra el denominado “Cuaderno de ruta”, en el que está el mapa del Tour, el listado de los equipos, sus corredores y su correspondiente número de dorsal, así como un cuadro con información sobre la salida y llegada de cada etapa, su distancia, el ganador y el líder general.
Como dato curioso, en este Tour de Francia imaginado Fuentes participan 10 corredores colombianos, siete de ellos en representación del equipo Esmeralda –de Colombia imagino–, algo que no se ve en la Grande Boucle desde la época de Lucho Herrera. Ojalá, por esta parte, este relato sea premonitorio y estemos cerca de la presentación nuevamente de un conjunto nacional. En cuanto al crimen y la investigación, pueden quedarse en la ficción, en el papel, mientras los amantes del ciclismo gozamos las heroicas hazañas de los ciclistas en la carretera.