Comenzó la semana pasada el 7° Festival de Cine Francés, una muestra que los amantes del buen cine esperamos cada año. Teatros de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla exhibirán las 30 películas que para 2008 ha seleccionado la organización, haciendo “énfasis a la valorización de la diversidad y riqueza de la producción francesa”.

En esta oportunidad se le rinde un homenaje al director Alain Resnais, de quien se podrán apreciar clásicos como “Hiroshima mon amour”, “Nuit et brouillard” y “Les statues meurent aussi”. También habrá una muestra de cine africano, con cinco películas de ficción y documentales con tres películas que se presentan por primera vez, que cuentan en tres partes la historia de Sudáfrica, desde el Apartheid hasta la reconciliación.

De este festival he visto ya tres películas, absolutamente recomendadas: “La mujer cortada en dos”, nueva película de Claude Chabrol; “Un secreto” de Claude Miller; y “Julia”, la producción más reciente de Erick Zonca, recordado por “La vida secreta de los ángeles”.

Hay varias cosas para anotar acerca del festival: muchas de las copias que se traen están en DVD, lo cual para muchos atenta contra la belleza del cine. Realmente creo que no hay nada malo en eso, pero por lo menos en el cuadernillo de programación deberían indicar que las películas serán exhibidas en ese formato. Igualmente deberían tratar de ubicar una sala exclusiva para estas proyecciones.

Por otro lado, el público brilla por su ausencia. Anoche, por ejemplo, en la Cinemateca Distrital, donde generalmente hay que hacer larga cola para entrar a la función de algún festival, los espectadores éramos contados (y eran las 7 de la noche). No tengo un dato exacto de taquilla, pero ayer más de 20 personas no vimos la película. Ahora, es obvio que la gente no vaya porque no hay difusión del festival, en ningún medio se ven notas acerca de este evento ¿ya no les interesa el buen cine ni a El Tiempo ni a El Espectador? Porque, de todos modos, hubo una ceremonia de presentación del festival a la cual asistieron muchos periodistas y les entregaron un dossier.

También hay que preguntarle a la organización: ¿qué pasa con la difusión? En otros festivales se veían afiches en los muros de la ciudad, a mi correo electrónico llegaban diariamente, por lo menos, dos mensajes diarios con información. Ahora nada.

Bueno, dejando a un lado la quejadera, toda la información del festival la encuentran en la siguiente página: http://www.7festivaldecinefrances.com/