Pelé: memorias del mejor futbolista de todos los tiempos
Edson Arantes do Nascimento
349 pp., Temas de Hoy.
El 1 de octubre de 1977, hace 30 años, el mejor futbolista de todos los tiempos –para muchos- le dijo adiós al fútbol activo. En un partido entre el Cosmos de Nueva York y el Santos de Brasil, Edson Arantes do Nascimento “Pelé” colgó los guayos y con ello se cerró una etapa brillante del fútbol mundial. Y es justo ahora cuando llega a nuestras manos su autobiografía, en una edición que viene acompañada por elocuentes fotografías que nos dan cuenta de lo que ha sido el gran Pelé.
Con un lenguaje sencillo, que nos hace ver que a pesar de ser el más grande, que a pesar de ser “El Rey”, Pelé siempre tuvo como principio la humildad, hacemos un recorrido por su historia, desde su nacimiento en Tres Corazones, sus primeros contactos con el fútbol gracias a su padre, su ingreso al Santos –club de sus amores-, la forma en que ayudó a que Brasil conquistara tres títulos mundiales en 1958, 1962 y 1970 –la copa del mundo donde con toda seguridad se vio el fútbol más exquisito de todos los tiempos- y por qué fue bautizado “Pelé”: Edson, a la edad de 4 años, ya soñaba con ser futbolista pero quería ser arquero y su ídolo en esa época era un golero llamado “Bilé” pero él no podía pronunciar bien su nombre y decía “quiero ser como Pelé”…de ahí su apodo.
Obviamente todas esas historias ya se conocen pero la ventaja es que en este libro son narradas por el mismo Pelé, cuya vida no ha sido color de rosa. Encontramos la tristeza, la angustia de ser un niño pobre, la alegría de las victorias, la incertidumbre por no poder jugar y el dolor por los malos negocios y las malas compañías que llevaron a la cárcel a su hijo Edinho.
Diversas anécdotas encontramos en estas páginas, como aquella del Mundial del 70, cuando unos ladrones entraron a su habitación de hotel y le robaron a Pelé las 10 camisetas que tenía destinadas para la competición; o la única vez que “El Rey” fue expulsado de un campo de juego, hecho que ocurrió en Colombia y el protagonista fue el árbitro colombiano Guillermo “Chato” Velázquez; o cuando marcó un gol de esos que él sabía hacer y el periódico O Esporte colocó una placa de bronce en el Maracaná conmemorando esa anotación, conocida como “el gol de la placa”, un tanto que seguramente inspiró a Jorge Ben Jor para componer “Filho Maravilha”, canción en la cual se narra la espectacularidad de una jugada en la que el delantero dribla a varios rivales y anota de forma similar a como lo hizo Pelé.
La autobiografía de Pelé es una libro que todo amante del fútbol debe tener en su colección. Y si se es amante del fútbol, es la historia de un personaje que es conocido por todo el mundo, de un verdadero personaje de “placa”.